Contacto

¿Puedo ponerme un piercing dental? ¿Es seguro?

¿Puedo ponerme un piercing dental? ¿Es seguro?

Esta técnica llamada también skyce o joya dental es un procedimiento muy sencillo y temporal que, como todos los procedimientos estéticos presenta pros y contras.

¿Cómo se coloca?

En Dental 2DOCE siempre recomendamos la colocación de este tipo de accesorios dentales por profesionales odontólogos ya que son los que mejor pueden valorar el estado de la dentadura.

Para colocarlo, el odontólogo primero se cerciorará de que tus dientes no presentan sarro, caries u otras alteraciones que puedan indicar un mal estado de la salud bucodental.

Si todo es correcto, se procederá a una limpieza de la zona. No es necesario pulir o tallar el diente, por lo que el procedimiento resulta mínimamente invasivo e indoloro. La técnica es similar a la colocación de un bracket de ortodoncia, es decir, se aplica sobre el diente del paciente productos adhesivos para que la joya quede bien colocada. 

La mayoría de los usuarios piden colocar la joya o piercing en los incisivos laterales de tal manera que, al sonreír, es una de las zonas que más destacan.

Estos piercing o adornos suelen tener un tamaño de unos 2 mm aproximadamente, aunque pueden colocarse de formas y tamaños distintos, así como colores.

¿Qué mantenimiento necesita la joya dental?

En principio no necesita cuidados especiales más allá de cepillados bucales correctos y revisiones con el odontólogo. Cuanto mejores sean estos hábitos dentales, menos problemas podremos encontrarnos y más duración presentará la joya. 

No obstante, sí deberemos ser cautelosos a la hora de comer alimentos que presenten un alto grado de dureza, ya que esto podría hacer que la joya se despegase. 

¿Qué inconvenientes tienen los piercings dentales?

Siempre que añadimos un elemento extraño a nuestra dentadura, pueden surgir complicaciones. Sin embargo, como hemos indicado anteriormente, un cepillado y una higiene bucal correcta evitará muchos problemas.

Si no mantenemos unos buenos hábitos de limpieza dental, podría acumularse suciedad en el entorno de la joya o piercing dando lugar a acúmulos de placa bacteriana y sarro que podrían ocasionar problemas como caries. 

Además, si la joya es excesivamente grande puede provocar irritación y llagas en la mucosa adyacente. 

Es importante valorar el estado estético de tu dentadura y la coloración de tus dientes, ya que la joya dental puede destacar defectos en ella que provoquen un efecto indeseado. Por tanto, también sería interesante poder estudiar si el paciente necesita alguna medida correctiva (como carillas, ortodoncia o blanqueamiento dental) antes de proceder a la adhesión de la joya.

Por tanto, nuestra recomendación es que siempre que se coloque una joya o piercing dental sea colocado por un profesional de la odontología valorando el estado previo de los dientes y de la salud bucodental en general del usuario. 

Es importante, además, que acudas a tus revisiones de manera normal para que puedas evitar problemas mayores en caso de que la joya esté ocasionando caries o infecciones en la mucosa.

En definitiva, con precaución, buena higiene bucodental y hábitos de cepillado y podrás disfrutar de manera segura de tu piercing dental. 

Si tienes dudas sobre el estado de tu boca o necesitas algún tratamiento de estética dental, no lo dudes, acude a nuestros especialistas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This