Blanqueamiento dental

¿Qué es el blanqueamiento dental?

blanqueamiento dental madridTu sonrisa no habla pero sí que dice mucho sobre ti. Lucir unos dientes blancos es posible. ¿Cómo? Gracias al blanqueamiento dental, un tratamiento estético y sencillo que mejora varios tonos el color de tus dientes para que puedas tener esa sonrisa blanca con la que tanto has soñado.

La comida, el tabaco, el simple paso del tiempo, hacen que el esmalte de los dientes vaya recuperando color, pero la solución está a tu alcance. Cada vez existe más interés por tener unos dientes blancos ya que dan un aspecto más limpio, sano, juvenil y además aumenta las oportunidades de éxito.

Con el blanqueamiento dental siempre mejoramos el color de tus dientes. Sin embargo, los resultados no son los mismos en todas las personas: dependen del color inicial de tus dientes y de tus expectativas, ya que no se trata de un cambio radical sino que progresivamente puedes ir eligiendo si el tono de tus dientes es el deseado.





Solicita Información

En Dental 2DOCE aconsejamos un blanqueamiento dental natural, por lo que no tienes que tener miedo a que el color quede excesivamente blanco. Cuando el color de dientes es ya el deseado por el paciente, simplemente dejamos de aplicar el gel blanqueador. Es decir, que el blanqueamiento no se hace en un día, es progresivo y podemos parar cuando nos guste el color.

Unos dientes más blancos, naturales y con un tratamiento cómodo y rápido, es posible. Sonríe sin complejos, ¡recupera tu sonrisa de manera rápida y segura!”

El blanqueamiento dental en Dental 2DOCE

En Dental 2DOCE te ofrecemos dos opciones:

  • Realizar una parte del tratamiento en la clínica y otra parte en casa

    Con esta opción los resultados comienzan a detectarse de forma más rápida.

    En la clínica es una única cita de 1hora aproximadamente. El blanqueamiento dental en la clínica mediante la lámpara halógena de arco completo elimina el problema que implica la activación diente a diente, lo que hace el tratamiento más cómodo para el paciente.

    Se aplica gel de peróxido de hidrógeno sobre las superficies de los dientes a blanquear en una capa de 2 mm de espesor y se activa durante 8 minutos, se coloca la lámpara a menos de 2 cm de la superficie del gel, y se repite la aplicación del producto hasta tres veces en la misma sesión clínica.

    Se complementa el tratamiento con el blanqueamiento dental en casa para seguir mejorando los resultados y que éstos sean más duraderos.

  • Realizar el tratamiento completo en casa

    El propio paciente en casa utiliza el gel blanquedor de peróxido de carbamida durante 15días-1mes y se programan citas de control por parte del odontólogo una vez por semana.

    Esta opción puede emplearse para reforzar el blanqueamiento que se realiza en la clínica y seguir mejorando el tono de los dientes o como único tratamiento blanqueador. Si se emplea como único tratamiento blanqueador tarda un poco más de tiempo pero los resultados son igualmente buenos.

    Se fabrican unas férulas transparentes a medida de la boca donde se aplica gel de peróxido de carbamida unas horas todos los días. Notarás que tu color va mejorando progresivamente cada día.

    El tratamiento lo iremos supervisando y controlando periódicamente (una vez a la semana o cada 15 días) para ir viendo cómo va el color, si seguimos con el proceso o paramos de aplicar el gel (depende del color que queramos conseguir y de la presencia o no de sensibilidad).

    El gel se aplica durante tres a cuatro semanas (2-4 horas al día) y se realiza el cepillado dental con pastas blanqueadoras adecuadas mientras dure el periodo de tratamiento.

    La técnica de blanqueamiento dental con férulas en casa es la tratamiento blanqueador más utilizado hoy en día por su fácil aplicación, comodidad para el paciente y efectividad. Este blanqueamiento también ha sido denominado blanqueamiento ambulatorio o blanqueamiento domiciliario prescrito por el dentista.

    Existen técnicas complementarias de blanqueamiento dental de venta en las farmacias como colutorios y pastas blanqueadoras, chicles blanqueadores y tiras de plástico flexibles blanqueadoras con agentes blanqueadores en su composición. Se pueden emplear en casos en los que busquemos mantener el color natural de los dientes o el alcanzado tras ser sometidos a tratamiento blanqueador o durante el tratamiento blanqueador para reforzar los resultados finales.

¿Quieres más información de blanqueamiento dental?

Accede al formulario

Preguntas Frecuentes sobre Blanqueamiento Dental

El color del diente depende en pequeña medida del color del esmalte (capa superficial translúcida del diente) y en gran medida del color de la dentina (capa que se encuentra debajo del esmalte). De manera que el color que presenta el diente es reflejo sobretodo del color de la dentina, será la capa que tengamos que blanquear.

Se utilizan geles que actúan químicamente, pudiendo reducir varios tonos dentro del mismo color del diente. Los dientes se blanquean mediante una solución de peróxido de carbamida o de hidrógeno, en distintas concentraciones. Estos peróxidos liberan oxígeno que penetra hasta las estructuras más íntimas del diente a través de los prismas del esmalte y produce un efecto blanqueador.

El tratamiento de blanqueamiento dental dura entre 2 a 4 semanas.
Generalmente se realiza un blanqueamiento en la clínica que dura aproximadamente 1 hora, con el cual el paciente ya ve cambios significativos y se indica un tratamiento complementario para llevar a cabo en casa, con las respectivas indicaciones del odontólogo.

En general, aunque depende del estado de la dentadura de cada paciente, es necesario realizar una limpieza dental previa a la realización del blanqueamiento dental.

El blanqueamiento dental se realiza en la dentición permanente sana. Hay que realizar una primera valoración para constatar que el paciente no tiene caries, sarro, problemas en las encías (gingivitis) y que los tratamientos anteriores están en buen estado (obturaciones-empastes) para asegurarnos de que la boca está saneada antes de empezar el blanqueamiento.

En mujeres embarazadas recomendamos que esperen a que termine el embarazo antes de realizarse el blanqueamiento dental. Aunque no hay nada descrito en cuanto a daños en el feto, en Dental Dosdoce preferimos esperar.

En menores de 18 años en principio no se suelen hacer blanqueamientos. Aún así a veces nos encontramos con adolescentes de 15-16 años que tienen mucho complejo con su color de dientes y en este caso sí es aconsejable empezar el tratamiento. En adolescentes prematuros (12-13 años) es aconsejable esperar.

A partir del final de la adolescencia, cuando ya han erupcionado del todo los dientes y las encías están estabilizadas. En adolescentes prematuros (12-13 años) se suele aconsejar esperar. Si nos encontramos con adolescentes de 15-16 años que tienen complejo con su color de dientes sí es aconsejable empezar el tratamiento.
Los dientes que han ido adquiriendo un color amarillo con el paso del tiempo o que incluso siendo un diente joven tengan este color tienen una respuesta muy buena al tratamiento blanqueador.

Los dientes con tinciones en bandas horizontales causadas por las tetraciclinas también mejoran con éste tratamiento, aunque estas bandas horizontales no desaparecen del todo, pueden atenuarse.

El blanqueamiento dental permite mejorar la mayoría de tinciones, sin embargo, no todas la manchas u oscurecimientos dentales son eliminables a través del blanqueamiento y pueden requerir de otro tipo de tratamientos odontológicos estéticos como el uso de carillas o coronas (fundas) de porcelana.

En Dental Dosdoce te proponemos dos formas de hacerlo: una es combinada, parte en la clínica y parte en casa, y la otra es en casa solamente. Los resultados se alcanzan entre 15 días y un mes.
No hay que tener miedo a que el resultado sea excesivamente blanco y no quede natural ya que el tratamiento blanqueador es algo que se hace a lo largo de 15 días a un mes de forma progresiva. Cuando el paciente y el especialista decidimos que el color del diente es el deseado, entonces paramos el tratamiento.

De todas formas es importante hablar con cada paciente para personalizar el tratamiento y conocer las expectativas de cada uno. En Dental Dosdoce personalizamos los tratamientos y los resultados para cada paciente.

La duración de los resultados depende tanto del método empleado como de los cuidados posteriores del paciente (hábitos higiénico-dietéticos).

En cuanto a la dieta depende de la cantidad de colorantes que tomes en tu alimentación. Cuanto más expuesto esté el diente a sustancias como el café o el tabaco antes va cogiendo ese color más amarillo-oscuro.

Respecto a los hábitos higiénicos también depende del cuidado diario que se lleve a cabo y de las limpiezas dentales periódicas.

Aún así podemos decir que los resultados duran en torno a 3-5 años. Después si se desea, con el paso de los años se puede volver a realizar el blanqueamiento como retratamiento para volver a mejorar el color, pero en este caso se conseguirían los resultados fácilmente ya que el tratamiento básico ya se realizó.

Para armonizar el color con el resto de los dientes se puede realizar un blanqueamiento interno en el diente oscuro. Este diente ha podido oscurecerse por pérdida de su vitalidad causada por un traumatismo infantil y debe estar previamente endodonciado.
Las razones pueden ser varias:
  • Por genética, el color original del diente se hereda.
  • Por la dieta. El consumo de colorantes (tabaco, café, té y otras infusiones, vino tinto…) hace que el diente se vaya oscureciendo o volviendo más amarillo ya que sufre un envejecimiento.
  • Por la toma de medicamentos (tetraciclinas) en niños con dientes en proceso de formación. Las tetraciclinas son un antibiótico que provoca tinciones intrínsecas (bandas de coloración grises) en el esmalte de los dientes definitivos que se encuentran en proceso de formación. Hoy en día ya no se da este antibiótico en niños menores de 10 años para no tener este efecto secundario. Actualmente es difícil ver a alguien de menos de 40 años que padezca este problema.
El blanqueamiento no daña el esmalte y es indoloro. Es un método muy experimentado y seguro. La sensibilidad dental transitoria es el efecto secundario más común. Esta sensibilidad normalmente es rápidamente reversible, suele desaparecer al poco tiempo de finalizar el tratamiento.

Para disminuir esta sensibilidad se sugiere reducir el tiempo diario de exposición al agente blanqueador, o rebajar la concentración del mismo. Si el problema persiste, se debe suspender el tratamiento por uno o dos días. Mientras tanto se pueden utilizar geles con flúor y nitrato de potasio para ayudar a disminuir la sensibilidad. También se puede incorporar el flúor y el nitrato de potasio en los productos blanqueadores dentales.

Por la posible aparición de efectos secundarios, los tratamientos de blanqueamiento dental deben ser prescritos y controlados siempre por un odontólogo.

El blanqueamiento mejora el color de los dientes de 2 a 4 tonos a partir del color inicial.

Como todos los pacientes no parten del mismo color, aunque el tratamiento siempre mejora el color, no todos terminan el tratamiento con el mismo resultado.

Hay que valorar si tu boca es candidata a un resultado óptimo con el gel blanqueador o si requiere otro tipo de tratamiento para lograr el color esperado.

No, el blanqueamiento dental es un tratamiento indoloro.
No es aconsejable que fumes durante el blanqueamiento ya que el tratamiento le resta color a tus dientes y el tabaco añade por lo que no permite que los resultados sean igual de eficaces.
Sí, se puede volver a consumir en nuestra dieta alimentos con colorantes pero las eventuales trasgresiones dietéticas como el tabaco o el café hacen que el diente vaya cogiendo nuevamente color.

Dependiendo de la dieta que llevemos los resultados del blanqueamiento durarán más o menos.

El blanqueamiento no tiene efecto sobre empastes, incrustaciones, coronas, puentes o carillas.

En el caso de que el paciente presente este tipo de tratamientos, una vez concluido el blanqueamiento, se valorara si es necesario cambiar los arreglos que hubiera en los dientes anteriores.

Es necesario esperar 15 días aproximadamente para que el color obtenido con el blanqueamiento se estabilice.

Para llevar a cabo el blanqueamiento dental se utilizan unos geles con unos principios activos que no son posible comprarlos en la farmacia para el uso personal en las concentraciones a las que se prescriben en la clínica dental por un dentista.

Estos productos en alta concentración deben ser prescritos y supervisados por un dentista.

Por lo tanto los productos blanqueantes de farmacia llevan el agente blanqueador en una concentración sensiblemente inferior, esto hace que su efectividad sea muy limitada en comparación con los tratamientos que se realizan en la clínica.

Aún así, estos productos son efectivos, ya que permiten que se adhieran menos las manchas, pero no sirven como tratamiento de choque para conseguir bajar varios tonos el color de los dientes.

No debe realizarse un blanqueamiento incontrolado, sin la supervisión del odontoestomatólogo a la hora de detectar aquellos factores que pudieron contraindicar este tratamiento, y de solucionar los posibles efectos secundarios que pudieran aparecer.