Endodoncia

¿Qué es una endodoncia?

clinica endodoncia madridLa endodoncia es el tratamiento que consiste en la limpieza y remoción de la pulpa (nervio y vasos sanguíneos) cameral y radicular del diente (lo que se conoce como “quitar el nervio”).Una vez removido este tejido es importante realizar una buena limpieza del interior de los conductos y su posterior sellado tridimensional con un material biocompatible llamado gutapercha (para evitar la entrada de bacterias).

La endodoncia se realiza con el fin de devolver al diente a un estado de salud óptimo que permita una adecuada función masticatoria y estética, haciendo posible su conservación.

Gracias al tratamiento endodóncico es posible salvar dientes que de otra manera solamente podrían ser extraídos.

En Dental Dosdoce normalmente realizamos las endodoncias en una sola cita.




Solicita Información

¿Quieres más información de endodoncia?

Accede al formulario

Preguntas Frecuentes sobre Endodoncia

La causa más frecuente por la que un diente requiere ser tratado con una endodoncia es la caries dental.

Otras causas comunes son la presencia de empastes grandes, el traumatismo dentario, cuando se tallan dientes para la colocación de coronas/puentes y en dientes con afectación periodontal.

Cuando la pulpa del diente se encuentra afectada por alguna de estas causas el diente se vuelve sensible al frío, al calor, duele al masticar y aparece un dolor intermitente o constante.

Una vez transcurrido el efecto anestésico y durante los días posteriores a la realización de la endodoncia puede existir una molestia leve-moderada especialmente a la masticación, debida a la inflamación del tejido periodontal que rodea a la raíz. Este síntoma post-endodoncico es normal, no siempre aparece y en caso de presentarse remite completamente, desapareciendo pasados unos días.
Una de las preguntas más frecuentes que se hacen los pacientes que tienen dientes endodonciados es por qué les duele una pieza que no tiene nervio.
Existen varias causas por las cuales pueden aparecer estas molestias:

  • El fin del tratamiento endodóncico es eliminar la totalidad del tejido pulpar, realizar una limpieza adecuada de las paredes del conducto o conductos y obtener un sellado óptimo mediante el empleo de gutapercha y cemento sellador.

    Sin embargo, en algunas ocasiones, debido a la presencia de variaciones anatómicas o calcificaciones, puede ocurrir que la limpieza de los conductos no sea la deseada, lo que implica que pueden quedar bacterias que a medio-largo plazo originen infección, que cursará con dolor y/o inflamación.

    Por otro lado, si a pesar de realizar una buena limpieza no se consigue un sellado hermético de los conductos, pueden quedar espacios por los que se filtran las bacterias.

    Ambos casos se intentarán solucionar mediante la reendodoncia, que consiste en retirar la gutapercha empleada con anterioridad, intentar mejorar la limpieza realizada previamente y buscar el sellado tridimensional del conducto mediante el empleo de nueva gutapercha.

  • Otras veces, las molestias en un diente endodonciado son consecuencia de la aparición de fisuras o fracturas en la pieza.

    Cualquier diente es susceptible de fisurarse o fracturarse ante un traumatismo, pero en el caso de los dientes endodonciados, la aparición de estos fenómenos es más frecuente puesto que las piezas endodonciadas son más frágiles debido a la falta de aporte sanguíneo.

    Por este motivo, se aconseja realizar una adecuada restauración del diente colocando una corona o ‘funda’ tras la realización de la endodoncia, especialmente en pacientes bruxistas (que rechinan los dientes).

  • Es importante destacar que el nervio del diente no es el único que puede ocasionar dolor, existen otras estructuras como la encía o el ligamento periodontal (tejido de sostén que une el diente al hueso) que pueden provocar molestias si se inflaman.

    Una de las causas más frecuentes por las que estas estructuras se pueden inflamar es el empaquetamiento de comida.

En Dental Dosdoce, generalmente realizamos la endodoncia en una sola cita.

En determinados casos, como es la presencia de un flemón, es conveniente abrir y limpiar los conductos dejando el diente abierto unos días para permitir el drenaje de contenido purulento. En estos casos, serán necesarias dos citas para completar la endodoncia.

Una vez terminada la endodoncia, reconstruimos el diente con un empaste y si es necesario se colocarán pernos o pins (son unos postes que se colocan en el interior del diente y nos ayudan a conseguir una mejor sujeción del empaste).

En el caso de los molares y premolares será recomendable colocar una funda o corona protésica para disminuir el riesgo de fractura del diente endodonciado (ya que se queda más frágil que un diente que no está endodonciado).

Es importante no dejar de realizar la endodoncia aunque se desee demorar la realización de una corona.

La realización de una endodoncia no siempre implica la necesidad de tomar antibiótico.

Cuando el motivo de la endodoncia es una caries, lo normal es que la pulpa este vital y no exista infección por lo que no será necesario la toma de antibiótico los días siguientes a la realización del tratamiento.

Por el contrario, cuando la pulpa está necrosada (el nervio está muerto) existe un proceso infeccioso que es indispensable combatir con la toma de antibióticos, especialmente para prevenir la aparición de flemones e intentar disminuir las molestias normales que acontecen en los días posteriores a realizar la endodoncia.

La alternativa a la endodoncia es la extracción dentaria.

En Dental Dosdoce aconsejamos intentar conservar la pieza dentaria siempre que sea viable y hacer todo lo posible por evitar la extracción dentaria puesto que no hay nada mejor que el propio diente del paciente.