Contacto

Hazle sitio a tu sonrisa, es una obra de arte

Hazle sitio a tu sonrisa, es una obra de arte

Hazle sitio a tu sonrisa, es una obra de arte

clinicadentalmadrid

Cuadro del ilustrador Jason Brooks

La sonrisa es una de las formas que tenemos de expresar sentimientos de felicidad, satisfacción o alegría. Cuando sonreímos transmitimos sonrisas a los demás, sensaciones buenas y complicidad. Y lo mejor es que todos tenemos sonrisas, todos podemos sonreír en un segundo y convertir nuestro rostro en un signo de felicidad.

Sonreír es un arte al que todos tenemos acceso. Un arte gratuito que habla de ti y se queda contigo para siempre. Porque la sonrisa identifica, recuerda y perdura. Las sonrisas, al igual que ocurre con las obras de arte, tienen vida propia. Es fácil enamorarse de ellas porque te conquistan, te atrapan en sus brazos y te cuentan lo mejor de quien te sonríe. Tener una sonrisa es como ser dueño de una pequeña (gran) joya que siempre que quieras va contigo, que luce por si sola y que no necesita más complementos. Sonreír es un lujo barato, el lujo más barato que te puedes permitir: no cuesta nada y luce más que aquellas que dejan tu bolsillo vacío en un suspiro. Disfruta de tu sonrisa y regala arte cada día.

Sonrisas y arte. Una combinación perfecta pero nos preguntamos porqué no hay más sonrisas en cuadros de arte. Una de las más famosas en la historia del arte es la sonrisa de Mona Lisa, en el cuadro La Gioconda, de Leonardo Da Vinci.

clinicadentalmadrid

La Mona Lisa, Leonardo da Vinci

La sonrisa de Mona Lisa está pintada buscando el efecto de que la sonrisa desapareciera al mirarla directamente y reapareciera sólo cuando la vista se fija en otras partes del cuadro.  El juego de sombras refuerza la sensación de desconcierto que produce la sonrisa. Sin duda un cuadro con una gran magia que engloba una joya, la sonrisa.

Según un estudio elaborado por un grupo de neurólogos austríacos hace ya unos años,  la cara de la Gioconda cambia en función del punto en el que fijemos la mirada. Si ponemos nuestra vista en sus ojos, parece entonces que la Mona Lisa sonríe, sin embargo si nos fijamos solo en su boca parece que esa tímida sonrisa desaparece, ¿tú cómo lo ves? ¿Cambia la sonrisa según el punto desde dónde miremos el cuadro?

Pero nos encantaría que hubiera más sonrisas sin barreras en la pintura, ¿conoces o has visto hace poco algún cuadro en algún museo, alguna galería o incluso en tu propia casa en el que salga una sonrisa? Cuéntanoslo! Recopilemos sonrisa y arte.

“Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa, que con la punta de la espada”.

William Shakespeare.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This